jueves, 5 de enero de 2017

Frases para Pensar. Frases para Mejorar. II



Comparto con vosotros una recopilación de frases que he elegido porque me hacen sentir, pensar, preguntarme cosas importantes. Son frases que me ayudan a mejorar.

Existe otra realidad, donde lo superficial pasa a segundo plano y lo que prevalece son las emociones sinceras, el valor como personas, el respeto profundo a cada individuo, el derecho a sentirnos merecedores de lo mejor y a sentirnos bien. La llave está en nosotros mismos.

Si quieres vivir plenamente deja que las emociones te afecten, vívelas sin miedo, arriésgate y siente.

Si no quieres comprometerte con tu pareja es bueno que te plantees cual es el motivo. Quizás sea porque no estés con la persona que te hace feliz. 

Busca a esa persona que haga que tus dudas desaparezcan, que haga que quieras comprometerte sin miedo. Te mereces estar con ella.

Todos tenemos derecho a buscar la relación que queremos, a sentirnos merecedores de tener una pareja que nos de lo que nosotros estamos dispuestos a ofrecer.

No seas el pasajero de tu embarcación esperando que la vida algún día te lleve por donde quieres. Sé el tripulante, coge el timón y provoca tu los cambios que deseas.

Cada minuto, cada día, cada mes, cada año ...me siento más fuerte y mis miedos son más pequeños, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis emociones.

Inteligencia emocional
Nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos, permitiéndonos equivocarnos y aprender de los errores, y siempre reconociendo y respetando nuestros derechos y nuestro valor.

Pase lo que pase te puedes permitir desconectar y relajarte unos minutos, introducir en tu mente momentos positivos que nadie te puede quitar. 

¿Qué prefieres, ser un genio matemático o sentirte libre para vivir cómo quieres y para sentirte bien contigo mism@?
Por supuesto las dos cosas no son incompatibles, pero 
¿cuál de ellas te parece más importante?

Inteligencia emocional. Esta inteligencia nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros, permitiéndonos equivocarnos por el camino y siempre avanzando y creciendo

Si quieres vivir plenamente deja que las emociones te afecten, vívelas sin miedo, arriésgate y siente.

La hipnosis regresiva te ayuda a buscar en tu interior para poder remover esas sentencias equivocadas que te mantienen anclado.

A veces la vida nos da un empujón y nos saca de nuestra zona de confort, nos lleva a situaciones nuevas donde nos sentimos vulnerables y desamparados.
Todo cambio trae nuevas puertas con posibilidades. En nuestra mano está el abrirlas y avanzar.

El rencor y el resentimiento pueden hacer que nuestra mente y nuestro espíritu se hagan cada vez más oscuros,.

Tengamos siempre una buena causa. A la que dedicar nuestros esfuerzos y nuestra ilusión.

El mayor fracaso es NO INTENTARLO.

Removiendo el terreno de nuestros pensamientos Cultivamos la Esperanza.

Somos quienes creemos que somos.

Cuando nos fijamos demasiado en lo que nos dicen otras personas, nos convertimos en adictos de la aprobación externa, y somos personas con una gran dependencia de los demás.

El amor a sí mismo no evita el sufrimiento pero ni nos protege y nos ayuda a superar cualquier contrariedad.

Detectar nuestros miedos nos ayuda a tener más control sobre ellos, y a tomar acciones si queremos hacerlo.

Nuestros pensamientos influyen enormemente en nuestra vida. A veces, sin saberlo, tenemos pensamientos que nos frenan y nos hacen sentir ansiedad o insatisfacción frecuentes.

El perdón no exime de culpa al ofensor, sino que libera al ofendido. Es muy importante perdonar para librarnos de las ataduras que nos ligan a las personas que nos ofendieron.

Mira tu cuerpo, es una máquina increible que te ayudará si tu la cuidas. Eres el responsable de esa maquina, mímala.

Lo importante es no dejar de hacerse preguntas
--- Albert Einstein

Incluso la noche más oscura terminará con la salida del sol
--- Victor Hugo

El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar sus vidas cambiando su actitudes mentales.
---William James.

Usa el dolor como una piedra en tu camino, no como una zona para acampar.
---Alan Cohen.

Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender.
---Charles Dickens.

Nuestra mayor gloria no esta en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.
---Confucio.

La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original.
--- Albert Einstein ---

No es posible despertar a la conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que parezca, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad.
Carl Jung

Una sonrisa es una forma económica de mejorar tu apariencia.
---Charles Gordy.




Enlaces

Psicólogos Madrid Logoser

Frases para pensar. Frases para crecer

jueves, 17 de noviembre de 2016

Inteligencia emocional (La otra inteligencia)




Nos enseñan a valorar la inteligencia que sirve para ser  efectivos a nivel laboral.
Las matemáticas, la memoria, la capacidad espacial o lógica. 
Por supuesto esto es un valor muy importante  y es bueno  desarrollar y trabajar para optimizarla.
Desde aquí animo a desarrollar la mente,   a leer, estudiar, hacer ejercicios de memoria y razonamiento, practicar otros idiomas .. y cualquier tarea que nos ayude a desarrollar  este tipo de inteligencia pues con ello  estaremos creciendo y haciéndonos más fuertes e independientes. 


Sin embargo hay otro tipo de inteligencia,otra inteligencia  que va más  allá. 
Es una inteligencia mucho más  importante pues es la que  nos permitirá  ser más  libres, sentirnos seres únicos  y dignos de amor y crecer como seres humanos siendo mejores personas.

Nos permite ser sinceros con nosotros mismos y nobles de sentimientos.

También nos ayuda a vernos de una manera más  real sin dejarnos influenciar por los juicios, normas  y modelos  preestablecidos  en nuestra sociedad.

Esta inteligencia  nos devuelve los permisos que hemos ido perdiendo durante nuestra vida ( en nuestra niñez, con nuestra educación,  con las relaciones  familiares y relaciones extra familiares, con todas las cosas que nos han dicho, impuesto... con las etiquetas que nos asignan y acabamos  asignándonos a nosotros mismos...). 

Nos devuelve  el permiso para sentirnos bien, para sentirnos importantes,  para pensar que somos dignos  de amor, y de respeto, como cualquier otro ser humano.

Nos enseña que tenemos derecho a solicitar lo que queremos y tenemos derecho a intentar y a perseguir nuestras metas. Que somos seres únicos, como todos, y que eso es lo más valioso. 

Es la inteligencia de ver más allá  de lo superficial, de las modas, de lo que hacemos porque si.

Nos permite pararnos a pensar por qué hacemos las cosas. 

Es la inteligencia de las emociones y los sentimientos. La que nos permite querernos y disfrutar de todo lo que no se puede comprar. ( amor. Amistad. Emoción.  Ilusiones. Momentos de disfrutar de verdad )

La que nos permite parar cada día. Quitar el piloto automático. Y saborear, aunque sea unos  minutos, la vida.
  La que nos permite saber lo que queremos  y sentirnos merecedores, fuera de los juicios y las etiquetas impuestas. 


Nos enseña a vivir las emociones sin miedo y a ser más conscientes de nuestra propia vida. Nos ayuda a retomar las riendas y a dirigir nuestra vida y nuestras circunstancias.


Esta inteligencia nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros, permitiéndonos equivocarnos por el camino y siempre avanzando y creciendo.


Esta inteligencia no nos la enseñan, sin embargo es muy importante y valiosa.


Os animo a que la descubráis y a que la miméis dedicándole tiempo. Es un tesoro de incalculable valor.



Mermugam@gmail.com


http://www.psicologosmadridlogoser.com



domingo, 30 de octubre de 2016

Cambios y Adaptación




A lo largo de la vida sufrimos muchos cambios (trabajo, relaciones, pareja, pérdidas...)

Los cambios muchas veces trastocan nuestra vida.
De repente nos sentimos inseguros, con gran incertidumbre.

A veces las circunstancias nos hacen sentir en la cuerda floja, a punto de caer al abismo.

De repente perdemos el trabajo, o una relación, cambia nuestro entorno o estado físico...

Estos cambios pueden producir ansiedad generalizada, estrés, trastornos del sueño, trastornos físicos...

Las personas que tienen más necesidad de control sobre su vida lo pasan peor, aunque lo normal es que estos cambios nos afecten en mayor o menor medida a todos.

¿Qué podemos hacer para superar estos cambios?

Después de unos días de asimilación toca adaptarse. para ello lo primero es aceptar el cambio, dejar de negarlo, el cambio ha ocurrido, es un hecho y lo aceptamos como un proceso en nuestra vida.
Entre otras cosas, puede ayudarnos el compartir  este cambio, hablarlo con personas de nuestro entorno o confianza (si lo ocultamos o mentimos sobre ello, le estamos dando mayor gravedad).

Después es bueno comenzar a preguntarnos sobre las nuevas posibilidades que se abren en nuestra vida. 
Por pequeñas que sean las cosas que puedes hacer, hazlas. Cualquier pequeño cambio es muy valorable, ya que esto hace que los pensamientos internos cambien también (sin darnos cuenta)  y estos cambios de pensamientos facilitan el que actuemos de otra manera y estas actuaciones vuelven a incidir sobre nuestros pensamientos... se va generando un circulo positivo que se va haciendo más y más grande y que nos ayuda a salir del estado en el que estábamos.

A veces estamos tan acostumbrados a pasar horas y horas en el trabajo que solo sabemos valorarnos en función de nuestra profesión, y no sabemos ver a la persona y su gran valor como ser humano único, y con total derecho a lo mejor.

A veces estamos tan acostumbrados a estar con otra persona que solo nos valoramos en función de esa relación y no somos capaces de vernos como individuos independientes.

Esto nos hace más difícil ver nuevos caminos, pero los hay, siempre los hay. 
Es bueno moverse en cualquier dirección, porque acabaremos viendo otra puerta que traspasar, otro camino que andar.

A veces la vida nos da un empujón y nos saca de nuestra zona de confort, nos lleva a situaciones nuevas donde nos sentimos vulnerables y desamparados.

Y muchas veces este empujón nos lleva a otras acciones que si las sabemos aprovechar nos serán muy útiles.
Podemos aprovechar este empujón para crecer, para hacer cosas que no habíamos hecho por miedo, o por falsas ataduras.

Saber ver más allá de lo que se ve a simple vista. Saber adaptarse y aprovechar al máximo las nuevas circunstancias. Aprender a valorar otras cosas importantes en la vida.
Todo esto no solo nos aliviará sino que además nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos (incluso mejor que antes del cambio).


Aprovecha el cambio para mejorar.
Para ver las cosas con más sabiduría.

Todo cambio trae nuevas puertas con muchas posibilidades. En nuestra mano está el abrirlas.



Mercedes Muñoz




sábado, 3 de septiembre de 2016

Adaptación postvacacional



Al terminar el período vacional muchas personas sufren ansiedad, insomnio, estrés... Esto es normal ya que todos requerimos un tiempo para adaptarnos a las nuevas situaciones.
Esto suele durar unos días, pero a veces se alarga y puede llegar a convertirse en un trastorno o incluso en depresión.

Hay múltiples razones que pueden afectar a ello, en este artículo hablo de 2 de ellas.

Pensamientos rígidos en cuanto a que solo en vacaciones podemos planear tiempo para nuestro disfrute.

Estrés,  prisas,  obligaciones,  rutina,  falta de tiempo, cansancio...

La sociedad actual nos exige mucho y sin darnos cuenta nos encontramos sumergidos en una espiral de acciones diarias de las que no sabemos salir, ni siquiera nos planteamos salir.

A veces, solo nos permitimos salir de esa espiral en determinados períodos 
(generalmente vacaciones) convirtiendo el período vacacional en el único tiempo para disfrutar y permitirnos salir de todo ese círculo. 

Dividimos nuestra vida en 2 extremos: 
     El tiempo laboral y el tiempo vacacional.

     Tiempo laboral como tiempo en que no tenemos derecho a disfrutar sino que es un tiempo en que solo debemos ser eficaces (un tiempo lleno de obligaciones, un tiempo en el que no  disfrutamos apenas y nos centramos solo en actuar, muchas veces  de  manera automática, sin parar, sin meditar, 
sin pensar mas allá de nuestras rutinas y nuestros resultados.)

     Tiempo vacacional, como el único en el que nos permitimos ser de otra manera, cambiar nuestras rutinas y cuidarnos un poco, tiempo en 
que nos permitimos regalarnos cosas que  nos gustan.


Este pensamiento dicotómico hace que muchas veces sea  extremadamente difícil adaptarse a la vuelta de las vacaciones.

Rompamos esta dicotomía.



Miedo al cambio, conformismo con relaciones y circunstancias que no nos hacen sentirnos felices.

Además de esto, muchas veces hay por debajo emociones escondidas que no queremos o no podemos ver, generalmente miedos, a veces subconscientes, que vuelven y nos provocan ansiedad y frustación, y no sabemos como evitarlos o detectarlos.
Por ejemplo miedo al cambio, miedo al miedo, miedo a la desaprobación...

Estos miedos pueden estar provocando que nos conformemos con situaciones que no nos hacen felices (trabajos en los que no nos encontramos realizados, personas que nos hacen sentir mal, problemas de pareja o familiares ...). 

Esto añade dificultad a la adaptación postvacacional, ya que vemos como después de las vacaciones volvemos irremediablemente a estas situaciones con las que nos hemos "conformado" pero que realmente no queremos.

Detectar esos miedos nos ayuda a tener más control sobre ellos, y a tomar acciones si queremos hacerlo.



¿podemos dedicar tiempo a disfrutar aunque no sean vacaciones?
¿podemos cambiar costumbres automáticas?
¿podemos trabajar para ser mas conscientes de las cosas que  hacemos y de por qué las hacemos?
¿podemos planificar cosas que nos hagan disfrutar, solo por el hecho de disfrutar, sin necesidad de ser eficaces, sin juicios y sin expectativas, aunque sea tiempo no vacacional?
¿Podemos detectar y afrontar nuestros miedos?

¿nos lo permitimos?



Con o sin ayuda, intentémoslo.





                                           Mer Muñoz


Enlaces

psicólogos Madrid Logoser

Viaje interior - Adaptación



domingo, 29 de mayo de 2016

Mindfulness - consciencia y relajación




Estamos sumidos en un día a día de trabajo, obligaciones, estrés, ...un círculo del que es muy difícil salir, es como estar subidos en un vagón que nos obliga a hacer cosas y cosas y no hay manera de  bajar de él.
Es muy positivo parar de vez en cuando e intentar hacer algo por salir de ese círculo,  algo para mejorar nuestra vida. 
Darnos cuenta de que existen otras maneras de ver las cosas, otra forma de interpretar la vida y nuestras relaciones. otra manera más real, más relajada, donde podamos ser nosotros mismos.

Hay distintos métodos que nos ayudan a esto. Uno de ellos es Mindfulness y en este post quiero hacer una pequeña introducción, lo iré ampliando en otros.

Mindfulness, es una técnica que nos ayuda a conectar con nosotros mismos, a conectar con nuestros momentos, nuestra consciencia, nuestro cuerpo y nuestra mente.
También nos ayuda a relajarnos tanto mental como físicamente.

Es una técnica con la que podemos concentrarnos en lo que queremos y  no dejarnos llevar por los automatismos mentales en los que nos vemos cada vez más envueltos y que nos suelen causar problemas como estrés o ansiedad.

Aprendemos a ser más conscientes y tener menos tiempo la mente en modo "rumiación"  que nos hace actuar a menudo de forma autómata.

Con Mindfulness, también podemos adquirir técnicas que nos ayuden a controlar nuestras emociones.

Además, Mindfullness trata el manejo del estrés, ayudándonos a controlar y manejar emociones que causan estrés ( el miedo, la rabia, la tristeza y la alegría. )

Una de las técnicas que se utilizan es  "La regulación emocional "
Es un proceso por el cual uno influye en qué tipo de emociones siente, cuándo las siente, cómo las experimenta, cuánto duran y cómo las expresa. Es un método con retroalimentación, más o menos consciente, dependiendo del momento.

Las emociones deben ser breves y relacionadas con algo. Cuando una emoción se vuelve permanente o se olvida su causa, tenemos un estado de ánimo que no es adaptativo y que se alimenta a sí mismo, condicionando la percepción de la realidad en un sentido. 
Esto es un problema y nos puede llevar a un estado anímico no deseado y duradero (como estados de depresión, ansiedad generalizada...)

Existen distintas técnicas que nos ayudan a manejar emociones, una de ellas es la del  maestro Vietnamita Thich Nath Hanh1, que consiste en aproximarse a la alteración emocional en pasos concretos.




Salgamos de vez en cuando de nuestro círculo cerrado, paremos el vagón descontrolado de obligaciones, deberes, costumbres impuestas, quitemos el piloto automático y pongámonos al mando decidiendo dónde queremos ir, quizás queramos cambiar el rumbo de algunas cosas, o simplemente llevar nosotros el control.  



mermgam@gmail.com



Enlaces
http://www.psicologosmadridlogoser.com



                                       

lunes, 14 de diciembre de 2015

Autocondicionamiento psíquico - visualizaciones - hipnosis




El subconsciente es la parte de la mente situada en la región del tálamo y del hipotálamo, actúa como una perfecta grabadora detectando y archivando millones de datos durante toda nuestra vida y suministrándolos a nuestra mente consciente contantemente, en cualquier situación y de manera totalmente transparente, sin que nos demos cuenta.

Sin saberlo, el subconsciente está dirigiendo nuestra vida,  nuestras emociones, nuestro miedos, nuestros  actos.

El subconsciente se rige por todo lo que tiene grabado, por asociaciones creadas, por mensajes recibidos, por todas las vivencias experimentadas y decisiones tomadas desde que nacemos.

¿Te imaginas un subconsciente lleno de mensajes positivos, de imágenes y experiencias de seguridad, de amor y de confianza. Lleno de frases como "tu puedes", "tu te mereces lo mejor", "tu eres una persona que sabe y debe cuidarse"...?
¿Cómo sería una persona con un subconsciente lleno de ese tipo de información? Seguro que tendría una gran fuerza interior y que  pondría todo su empeño, sin impedimentos en aquello que quisiera conseguir.

Generalmente tenemos otro tipo de información grabada, y muchas veces esa información está tan guardada que no somos conocedores de ella, sin embargo eso no significa que no esté actuando. Esa información a la que no accedemos de forma consciente, al estar en el subconsciente, está afectando de manera "invisible" a nuestra vida. El subconsciente se encarga de ello.
Los mensajes, vivencias, imágenes, asociaciones negativos nos frenan y nos atan al pasado. También se encargan de que actuemos de determinada manera y no de otra sin que sepamos explicar por qué.
A veces pensamos que hemos nacido así, pero lo cierto es que son conductas y pensamientos aprendidos a partir de todo lo vivido y experimentado en nuestra vida, aunque no nos acordemos de ello.

Por eso es muy importante llegar a las asociaciones más profundas del subconsciente, esto nos ayudará a entender nuestro comportamiento y nuestra manera de vivir.

Es bueno que nos acerquemos a nuestros más profundos miedos y experiencias guardadas, conocerlas y comprenderlas nos ayuda a liberarnos y a crecer.

La relajación y la hipnosis nos permiten acercarnos al subconsciente, eliminando barreras de la mente consciente.

Además, a través de la hipnosis y el control mental podemos introducir en nuestro subconsciente imágenes y mensajes de tipo positivo que nos ayuden aún más a liberarnos, a mejorar y a tener más fuerza y menos frenos insconscientes a la hora de vivir cualquier situación.



Enlaces

Psicólogos Madrid Logoser

El cerebro y la mente
El cerebro y la mente II
El cerebro y la mente III. Hipnosis









lunes, 20 de julio de 2015

Relaciones de pareja. Separación, emociones y adaptación



 
 
Cuando una relación de pareja se acaba, sea cual sea el motivo, siempre es necesario un período de adaptación al nuevo estado.

Independientemente de quien sea el que hay tomado la decisión, o la última decisión de acabar con la relación, el tiempo de adaptación es necesario en cualquier caso.

Es verdad que, dependiendo del nivel de dependencia, o de la capacidad de adaptación, y en gran medida de los pensamientos que tenemos, la adaptación será más o menos difícil y más o menos larga.

En cualquier caso, este período tiene altibajos emocionales y en él podemos experimentar muchas emociones distintas, que también se pueden ver reflejadas en síntomas físicos como (taquicardias, problemas digestivos, falta de sueño, problemas musculares, dolor de cabeza...)

Nuestro cuerpo y nuestra mente están relacionados y forman un todo, de tal manera que los problemas mentales afectan a nuestro cuerpo, así como nuestros problemas físicos también afectan de manera directa a nuestro estado emocional.
 

Sentimientos y emociones
Ante una separación se pueden experimentar emociones y sentimientos parecidos a los de un duelo (pues no deja de ser una pérdida y una nueva situación vital a la que adaptarse)
Se pueden dar sentimientos de tristeza profunda, desarraigo, no saber muy bien cual es nuestro sitio o a que dedicar nuestro tiempo, soledad...
Si además se da la circunstancia de que también existe un cambio de domicilio, se pueden añadir sentimientos de pérdida de raíces, sentirse en un lugar que  no es el tuyo, echar de menos la casa anterior, los muebles, las paredes, la luz, los pasillos, el portal, el barrio, los vecinos...
Cuando además la separación viene acompañada de no-aceptación del entorno, también se suman sentimientos de culpa ya que los demás se encargan de recordarnos una y otra vez que lo hemos hecho mal, que estamos equivocados, que somos "malos" "tontos"...


La culpa
Ante una separación el sentimiento de culpa y saber manejarlo es muy importante. Este sentimiento se puede tener por tomar la decisión, por no tomarla, por haber actuado de una  determinada manera durante la relación, por no haber actuado...
 Puede verse aumentando ( y mucho )por la reacción de los demás ante la separación, por los mensajes que recibimos de nuestros allegados, familiares o no.
El sentimiento de culpa puede llegar a pesar tanto que nos confunda, que nos paralice o que nos haga entrar en una depresión.
La culpa puede ser buena cuando nos permite  avanzar  o rectificar pero no cuando nos confunde o nos hace tener pensamientos distorsionados que no son reales, tampoco cuando nos paraliza  o nos impide hacer lo que realmente queremos.
La culpa, generada por los demás o por nosotros mismos es un sentimiento muy invalidante, es bueno que nos enfrentemos a ella y que sepamos interpretarla de una manera realista.


Adaptación
Es positivo que nos permitamos tener este período de adaptación, que nos permitamos sentirnos mal, tristes, con poca fuerza, con sentimientos de soledad y tristeza. Normalizando la situación y no exigiéndonos estar bien desde el principio. El exigirnos estar bien a muy corto plazo puede generarnos más ansiedad y más mensajes negativos que nos lanzaremos a nosotros mismos ("debería sentirme bien", "soy un débil por estar así", "no soy capaz de ser independiente", "siempre me sentiré así" ...)
También el esperar sentirse bien en poco tiempo puede confundirnos y hacernos pensar que nos hemos equivocado al tomar la decisión o que no podemos sentirnos bien sin nuestra ex-pareja.

A menudo quien decide poner fin a la relación es quien más ha sufrido en ella, a veces quien decide poner fin a la relación es simplemente la persona que decide dejar de cerrar los ojos  ante la realidad de una relación rota por distintos motivos, por eso también es posible que la persona que decide poner fin a la relación tenga un proceso de adaptación difícil.

Date tu tiempo, y vive el proceso.
Independientemente de que hayas sido tu quien tomó la decisión o no e independientemente de los motivos, necesitas un tiempo de adaptación, necesitas pasar el proceso y respetar tus emociones sin castigarte por tenerlas.

Demos tiempo a que nuestra mente se adapte, a que nuestro nuevo estado se normalice, a que sepamos disfrutar de la vida de otra manera, a que aprendamos a sentirnos bien en nuestra nueva situación.  Demos tiempo a que nuestro proceso de adaptación se complete, no nos rindamos antes de tiempo y no saquemos conclusiones precipitadas.

Date tiempo para adaptarte, permítete sentirte mal, no te pongas etiquetas por ello.
Aprende de tu nueva situación y no dejes que los demás piense por ti.



Mer Muñoz
 

Enlaces de interés

psicólogos Madrid Logoser

Relaciones de pareja. Vencedores y vencidos

Relaciones de pareja. Las emociones

Como superar una ruptura amorosa (Mayte Pascual)